Actividad motora de 1 a 2 años - Sandra Spencer Fisioterapia
16130
post-template-default,single,single-post,postid-16130,single-format-standard,wp-custom-logo,bridge-core-2.5.7,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-25.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,mob-menu-slideout-over,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-15927

Actividad motora de 1 a 2 años

Actividad motora de 1 a 2 años

ACTIVIDADES MOTORAS DE 1 A 2 AÑOS

Importancia de las actividades motoras

Si quieres saber más sobre el desarrollo del niño de 1 a dos años, y las actividades motoras que puede realizar en esta edad esta página te interesa.

¿Sabías que existe relación entre las competencias motoras y las competencias cognitivas que van adquiriendo los bebés durante su infancia?. En el primer año de vida se produce la mayor plasticidad cerebral del niño para crear conexiones y generar aprendizajes. Aunque aún se necesita mayor evidencia científica, se conoce y se sigue estudiando la relación entre capacidad motora que se adquiere en los primeros años de vida con el aprendizaje, las destrezas, las competencias psicosociales y competencias cognitivas ( atención, memoria, lenguaje…)que se tienen en la niñez.

Las actividades motoras aportan beneficios y ayudan a adquirir diversas competencias en otras áreas que el niño va a ir desarrollando a lo largo de los años. Además su capacidad motora influirá en la postura y en el esquema corporal que va a adquirir sobre sí mismo, esto quiere decir, reconocer dónde se encuentran las partes de su cuerpo entre sí y en el espacio.

Por este motivo, es esencial jugar con nuestros bebés desde que nacen hasta que van adquiriendo las distintas competencias motoras como pueden ser gatear, caminar, correr, saltar…

La marcha es uno de los patrones de movimiento que tenemos el ser humano. Se considera un importante medio para poder desplazarnos en el espacio.  Conseguir la puesta en pie y la marcha del niño es una de las mayores ilusiones para la familia, pero también puede ser una de las grandes preocupaciones si  se retrasan en realizarlo. Una de las dudas más comunes que surgen entre padres es cuando sus hijos empiezan a ponerse de pie y caminar, en muchas ocasiones no sabemos cómo les podemos ayudar y en qué momento y cuánto es adecuado hacerlo.

No debemos olvidar que también existen otras aptitudes muy importantes. Estas otras competencias motoras relacionadas con el control motor y del equilibrio (saltar, agacharse, la coordinación visoespacial…)

¿Qué actividades motoras podemos realizar con nuestros niños?

Primero hay que tener en cuenta que nunca debemos forzar posiciones o movimientos cuando el niño aún no está preparado para realizarlos. Es fundamental respetar los tiempos de cada niño y acompañarles en su proceso de desarrollo.

Si te surge cualquier duda o problema, ya sea porque tu hijo aún no consigue realizar algunos actos motores o porque parece que no los realiza correctamente, es recomendable consultar siempre al profesional para que os guíe y ayude a evaluar si existe algún riesgo o patología.

Os presentamos actividades y juegos de coordinación, equilibrio y actividades motoras que pueden realizar niños de 1 a 2 años para ir mejorando sus aptitudes motoras.

Bipedestación – puesta en pie

  • Los padres son un gran estímulo para los hijos. Desde el suelo les invitamos a que nos cojan de los brazos o de nuestro cuerpo para elevarse y ponerse de pie.
  • Tener objetos (sillas, mesas bajas, taburetes…) cerca del lugar de juego, presentarle los juguetes u objetos de interés en lugares altos para que puedan llegar a cogerlo. Al principio usaran sus brazos para apoyarse en la superficie, impulsarse y poder ponerse de pie.
  • Marcha lateral: El niño se desplazará lateralmente apoyándose en una superficie para conseguir su objetivo.  Presentar los juguetes u objetos de interés a lo largo de ésta y que vaya de una punta a otra dando pasos laterales. Cuando necesite menos ayuda, se podrá desplazar lateralmente sobre una pared.
  • Pasar de un lugar a otro con una distancia de 1 m. El apoyo de sus manos en la superficie  le servirá para empezar a dar un paso en el aire y volver a sujetarse.
  • Jugar de pie y agacharse para coger objetos del suelo, flexionando las rodillas de manera correcta y sin caerse al suelo. Esta actividad es importante cuando consiguen la bipedestación y se debe seguir realizando una vez conseguida la marcha.


MARCHA Y OTRAS ACTIVIDADES

  • Marcha con ayuda. No forzar desde brazos y hombros. Comienzan normalmente con marcha torpe, con los pies separados y las piernas separadas para controlar mejor su cuerpo. Se puede ayudar al niño desde la mano o sosteniendo desde el tronco, iremos soltando el apoyo conforme vaya teniendo más seguridad.
  • Subir y bajar escaleras con ayuda, agarrado de la mano o sobre una barandilla. Es posible que empiecen siempre con el mismo pie. Entre los 2 y 3 años deberán de ir quitándose esta ayuda y alternar los pies al subir las escaleras.
  • Lanzar pelota con la mano. Empezar lanzando la pelota sin dirección, poco a poco iremos pidiendo que nos la lance a nosotros o en alguna dirección concreta. No se recomienda que lance siempre con el mismo lado, debe practicar con los dos. A partir de 2 a 3 años podría por ejemplo lanzar por encima de la cabeza.
  • Chutar un balón. Al principio lo hará de manera casual, después iremos pidiendo que chute intencionadamente. Progresaremos a dar una patada al balón en una dirección concreta, por ejemplo, chutar a una portería y meter gol.


SANDRA SPENCER
FISIOTERAPEUTA

10925